El cólera

 

imagen

 El cólera es una infección intestinal aguda, grave, provocada por al bacteria Vibrio cholerae que se caracteriza por la aparición de evacuaciones diarreicas abundantes, con vómito y deshidratación que puede llevar al paciente a acidosis y colapso circulatorio en el término de 24 horas y en los casos no tratados puede ocasionar la muerte. Los especialistas mantienen que probablemente llegó a Europa desde la India, y pronto comenzó a cobrar vidas en Europa oriental y central en las primeras décadas del Siglo XIX.

– Síntomas y causas

Los primeros síntomas se presentan de 2 a 5 días después de la infección y están dados por la acción de la toxina colérica que se fija a nivel de la membrana de la célula intestinal ocasionando vómito, evacuaciones líquidas muy abundantes con restos de mucosa intestinal, agua de arroz (a consecuencia de la liberación de productos de descamación, fragmentos de fibrina y células destruidas) y un fuerte dolor abdominal. La pérdida de agua por heces puede alcanzar cantidades de entre 15 y 24 litros por día, lo que ocasiona una deshidratación tan severa que puede causar la muerte del enfermo.

Por todo lo anterior nos encontramos ante un paciente que podría presentar uno o varios de los siguientes:

▪ Apatía, decaimiento.

▪ Disfunción sexual.

▪ Pérdida de memoria.

▪ Diarreas, defectos en la flora intestinal.

▪ Frialdad, palidez, cianosis.

▪ Calambres musculares.

▪ Hipotensión manifiesta (por la gran pérdida de líquidos), pulso débil, taquicardia.

▪ Manos arrugadas, por la deshidratación subcutánea.

▪ Aumento de la viscosidad sanguínea por pérdida de líquidos. Esto, en sujetos predispuestos, puede derivar en complicaciones como ictus, infartos, claudicación intermitente o isquemia, entre otras.

▪ Deshidratación tormentosa.

Prevención

El cólera se transmite por contaminación del agua y alimentos y raramente por contacto con personas infectadas o enfermas, a menos que no se cuente con las medidas básicas de higiene como el lavado de manos después de evacuar y antes de comer. Medidas sanitarias como el control y almacenaje de agua y alimentos bajo condiciones de higiene son más que suficientes para evitar la aparición de brotes epidémicos.

Las excretas de portadores y enfermos deberán manejarse adecuadamente para evitar mayor diseminación del microorganismo. Para aquellas personas que entren en contacto con portadores de Vibrio cholerae algunos investigadores sugieren la toma de 1g de tetraciclina cada 24 horas durante cinco días. La utilización de la vacuna con vibrios muertos da una protección parcial y limitada, situación que ha condicionado su ineficiencia para limitar los brotes epidémicos de un país a otro.

Tratamiento

imagen

Es importante mantener un buen estado de hidratación y reponer adecuadamente el bicarbonato de sodio y el cloruro de potasio. Bajo este régimen virtualmente todos los pacientes con cólera se salvan. Los antimicrobianos como tetraciclina, cloramfenicol y furazolidona entre otros, pueden acortar el tiempo de enfermedad y disminuir la gravedad de los síntomas pero nunca serán substitutos de la hidratación y administración de electrolitos y glucosa. Con esto, la enfermedad tiende hacia la resolución del proceso infeccioso en el término de 4 a 7 días, sin ningún tipo de complicación.

Grupos de riesgo

Se presenta como epidemia donde existen condiciones sanitarias deficientes, hacinamiento, guerra e inanición. Áreas endémicas son: Asia, África, el Mediterráneo y más recientemente, América Central y del Sur. Un tipo de Vibrio ha estado asociado con los mariscos, especialmente ostras crudas. También son factores de riesgo residir en áreas endémicas o viajar por ellas, así como beber agua contaminada o no tratada.

Tienden a contraerlo personas mal nutridas (porque las defensas del sistema inmunitario disminuyen por una mala alimentación. Además, es más frecuente que el cólera aparezca en lugares donde la población no dispone de medios para tener una nutrición adecuada, y donde las condiciones de higiene son extremadamente precarias), aquellas cuyo sistema inmunitario esté comprometido a causa de alguna enfermedad o tratamiento y las que posean sangre del grupo 0 (por motivos que no están totalmente esclarecidos, tienen el doble de riesgo de desarrollar la enfermedad si se infecta de cólera que si tuviesen otro grupo sanguíneo)

Prevalencia

En Hungría se tienen los primeros registros en 1830 y ya para 1831 se había cobrado cerca de 300.000 víctimas. Rápidamente se propagó por Francia, Italia, Alemania e Inglaterra sin saber exactamente la naturaleza de la enfermedad durante un par de décadas, siendo finalmente descubierta por Filippo Paccini en el año 1854. Posteriormente Jaume Ferran i Clua elaboró la primera vacuna.

El cólera ha producido varias epidemias, algunas de ellas de alcance prácticamente mundial, como la que, partiendo de la India (zona de Bengala), asoló Europa y América a principios del siglo XIX. En enero de 1991 surgió una epidemia de cólera en varios países del norte de América del Sur que se difundió rápidamente. El brote más reciente del cólera esta registrado en Haití, a causa de los estragos del terremoto producido en enero de 2010. 

El cólera ha sido poco frecuente en los países industrializados durante los últimos 100 años; no obstante, esta enfermedad aún es común en otras partes del mundo, incluyendo el subcontinente Indio, Sureste Asiático, Latinoamerica y el África Subsahariana.


La enfermedad en el futuro

Está en manos de los gobiernos pues de ellos depende el control de los grupos de riesgo, el acceso al tratamiento de los individuos afectados y la prevención ante la expansión de la enfermedad. A pesar de ser una enfermedad de difícil exterminio, se puede llegar a convertir en una enfermedad esporádica y evitar epidemias si se actúa con rapidez y se pone en cuarentena al paciente o grupo de infectados.

Esta entrada foi publicada en Doctor, doctor e etiquetada , , , , , , , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta