El Parkinson, una enfermedad muy problemática

Es una enfermedad neurodegenerativa, que afecta primariamente a estructuras como la sustancia negra y el estriado. También suele comprender  la corteza cerebral, el sistema límbico y el hipotálamo.

Su origen es desconocido. Es por ello que las principales manifestaciones de la enfermedad expresan un control deficiente de los movimientos: temblor, lentitud generalizada (bradicinesia), rigidez y alteraciones de la postura y de la marcha.

Causas: 

Aunque la causa puede ser indefinida en algunos casos, la investigación ha descubierto que en los pacientes con Parkinson hay un desequilibrio químico, producto de la pérdida de ciertas células cerebrales. En muchos pacientes se hereda la predisposición a padecerla; sin embargo si el paciente no se expone a sustancias tóxicas, posiblemente la enfermedad no se haga manifiesta. La mayoría de los pacientes han perdido 60 u 80 por ciento o más de las células productoras de dopamina en la sustancia negra en el momento de aparición de los síntomas.

Hay causas menos frecuentes producidas por: intoxicación por CO o por manganeso, hidrocefalia, lesiones estructurales (tumores, infartos que afectan al mesencéfalo o a los ganglios basales), hematomas subdurales, trastornos degenerativos como la degeneración nigrostriada y la degeneración olivopontocerebelosa o la atrofia multisistémica.

imagen

Síntomas: 

El EP (como también se le conoce al Parkinson), tiene bastantes síntomas, de los que los más conocidos son los siguientes:              

– En la mayoría de los pacientes, los síntomas empiezan en un lado del cuerpo, y con menos frecuencia en ambos lados o generalizados.

– Temblor: Es el primer y más evidente de los síntomas del EP, este temblor puede ser ligero y empezar en una mano o en un brazo. A veces afecta tanto a los miembros superiores como a los inferiores y, ocasionalmente, se presenta en la boca o la cabeza. Ocurre con mayor frecuencia cuando los pacientes se hallan en reposo o bajo tensión emocional. Generalmente disminuye con la actividad física y desaparece durante el sueño. Cuando a un paciente de EP se le indica que realice operaciones aritméticas mentalmente también se ve una disminución de este temblor. En la mayoría de los casos los temblores se inician en las manos, muy a menudo con movimientos de roce entre el pulgar y los demás dedos, como si el paciente estuviese amasando una miga de pan entre ellos; a medida que la enfermedad avanza, los temblores se extiende a toda la mano. Cuando el paciente está en reposo, los temblores suelen desaparecer. Se acentúan cuando estira la mano para coger algo, si se siente observado o registra alguna emoción. 

– Rigidez: la rigidez muscular (falta de flexibilidad), es otra de los primeros síntomas que se manifiesta. Los pacientes que tienen este síntoma acusan dificultad para levantarse de una silla o dárse la vuelta en la cama; otra manifestación frecuente puede ser dolor y rigidez a nivel de un hombro, motivo por el cual el paciente puede ser tratado inicialmente como un “reumatismo”, pero con el tiempo aparecen otros síntomas de la enfermedad. El enfermo va adquiriendo una postura envarada y echada hacia delante, y su rostro pierde expresividad por el deficiente movimiento de los músculos faciales.

– Otros síntomas que se producen son los siguientes:

– Bradicinesia: Se presenta en el 77-87% de los pacientes.

– Hipocinesia: Lentitud del movimiento y dificultad para iniciarlo.

– Inestabilidad: Resulta difícil el control del equilibrio.

–  Estreñimiento: Se debe a la reducción de los músculos intestinales y abdominales.

– Demencia: En un 25-40% de los casos y sobre todo a personas mayores y con muchos años de esta enfermedad.

– Hay muchos más síntomas pero no son tan importantes como los que he mencionado antes.

Grupos de Riesgo:

Generalmente se manifiesta a partir de los 50 años, aumentando el factor de riesgo a medida que la edad avanza. El riesgo aumenta de forma exponencial a partir de los 65 años, de manera que un 3% de la población total y un 3% de las personas mayores de 65 sufren el síndrome de Parkinson idiopático. Se suele decir que afecta a ambos sexos por igual.imagen

Un caso muy conocido muy conocido es el del famoso actor Michael J. Fox al que se le conoce por encarnar a M. Mcfly en Regreso al Futuro. La enfermedad se la detectaron cuando tenía 30 años, en el año 1991. Creó la fundación de Michael J. Fox para la investigación de Parkinson, dedicada a asegurar el desarrollo de la cura para la enfermedad en la próxima década.


Prevención: Se dice que el ibuprofeno ayuda a que las posibilidades de tener EP se reduzcan. Y todavía más en personas que lo toman diariamente.  También se dice que tomando mucha vitamina E se elimina las posibilidades de tenerlo.

 Curación:

 En la actualidad de esta avanzando mucho en el tratamiento con gran rapidez. Aunque su curación no es total, permite un control y alivio de sus síntomas.

Lo mejor que tiene esta enfermedad es que no es contagiosa ni hereditaria.

 Enfermedad en el futuro: 

A partir de ahora, la investigación se llevará a cabo en tres fases. En primer lugar, se obtendrán muestras de sangre de pacientes afectados de enfermedades neurodegenerativas y se medirán sus niveles de proteína alfa-sinucleína. En segundo lugar, se estudiarán durante un período de tiempo prolongado las muestras de sangre de un grupo de pacientes diagnosticados de Parkinson. Finalmente, se realizarán diferentes pruebas de tratamientos sobre pacientes.


Esta entrada foi publicada en Doctor, doctor e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta