El virus Ébola

El virus Ébola es el nombre de un virus de la familia Filoviridae y género Filovirus. El nombre proviene del río Ébola donde fue identificado por primera vez en 1976 durante una epidemia.

El virus ébola en microscopio

Los síntomas se presentan entre los 4 y 16 días posteriores a la infección. Incluye, fiebre alta, dolores de cabeza, dolores musculares y pérdida del apetito. Si continúa aparecerán diarreas, vómito, dolores abdominales y disfunción renal. Como la sangre no coagula, da como resultado una diátesis hemorrágica con petequias o púrpura, hemorragia nasal, gastrointestinal, de vías genitourinarias, piel, membranas, mucosas y órganos internos, incluyendo las cavidades estomacales e intestinales, afecta a los nódulos linfáticos y al cerebro. También presenta vómito de sangre y órganos desintegrados. La muerte es causada por trombocitopenia, leucopenia y toxicidad notable.

El causante de la enfermedad es el virus conocido y se transmite a partir de líquidos y fluidos corporales como la sangre, la orina, la saliva, el sudor. Una vez contagiado, el período de incubación dura de 2 a 21 días aunque lo normal es de 5 a 12. Aunque se cree que el reservorio de este virus puede ser un murciélago de la fruta, que infecta a los simios.

Esta enfermedad afecta a todos, independientemente de la edad o salud que se posea; así que no hay ningún grupo vulnerable en concreto.

Para prevenir el contagio de esta enfermedad se deben evitar las áreas epidémicas. Es absolutamente indispensable utilizar ropa hospitalaria, guantes y máscara cuando se está rodeado de pacientes enfermos. Estas precauciones disminuyen enormemente el riesgo de transmisión, ya que al mínimo contacto ya se puede producir un intercambio de fluidos.

Hasta el momento, como la mayoría de los virus “calientes”, no se sabe cómo curar esta enfermedad y aún no se han desarrollado antivirales que demuestren buena actividad en contra del virus. A pesar de lo que se creyó en un principio, se ha demostrado que el suero consistente en la sangre de los supervivientes al virus no es efectivo en el tratamiento de la enfermedad. El tratamiento principal en este momento es la terapia de apoyo. El paciente generalmente permanece hospitalizado y muy probablemente requiera cuidados intensivos. En caso de shock, se utilizan medidas de soporte.

El virus del Ébola es, en la actualidad, el que posee las tasas de mortalidad más altas, siendo un 90% los infectados que fallecen una vez contagiados. En Diciembre de 1994 en Gabón hubo 49 casos de los que fallecieron 29 (59%). En Abril de 1995 en Zaire hubo 345 y fallecieron 256 (77%). En Enero de 1996 de nuevo en Gabón hubo 93 de los que fallecieron 68 (73%). Entre 2001 2007 En República del Congo, rondaba entre el 80% y 90%; así la media es de 83%.

Como ya he mencionado antes, este virus no tiene cura, aunque para su vacuna se realizan investigaciones, a pesar de que no se conocen las proteínas del virus porque solo existen en los laboratorios de EEUU, Rusia, Alemania y Francia que trabajan con este virus. Recientemente se han llevado a cabo experimentos en primates con vacunas que han resultado ser 100% efectivas, aunque aún no se ha probado en humanos. Científicos del USAMRIID y otros institutos han logrado producir una vacuna de Virus Ébola desactivado, montado en virus del resfriado común, que parece haber tenido éxito en ratones y monos. Esto da esperanza a todos aquellos que viven en zonas donde el Ébola es endémico, y puede ser el primer paso para la elaboración de otras vacunas.

A continuación muestro en un vídeo un resumen de lo que es el Ébola en general:


Esta entrada foi publicada en Doctor, doctor e etiquetada , , , , , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta