El Homo sapiens

imagen

Surgido hace unos 150.000 años en África, los hallazgos realizados en Etiopía nos hablan de que estos primeros Homo sapiens eran personas cuyos rasgos morfológicos se parecían mucho a los actuales. Tal es la similitud, que son considerados los primeros en poseer un esqueleto “anatómicamente moderno”. Tras su salida de África, estos grupos fueron superando todas las dificultades y se fueron adaptando a territorios vírgenes para el ser humano hasta ese momento, lo que es señal inequívoca de su  éxito. Tanto es así que hace unos 15.000 años, tal vez algo más, todo el planeta ya estaba poblado por una única especie, la nuestra, muy politípica y en la que la diversidad es su riqueza.  

TECNOLOGÍA
La tecnología prehistórica alcanza uno de sus máximos exponentes con el Homo sapiens. A su compleja y cada vez más especializada industria en piedra tallada hay que añadir ahora los tempranos inventos del arpón o el propulsor, fabricados sobre materias primas no muy utilizadas hasta el momento como es el hueso. Una vez abandonadas sus pautas de cazadores-recolectores, surgen innovaciones tecnológicas como la piedra pulimentada, el telar, la cerámica y sobre todo la metalurgia.  

ALIMENTACIÓN
Comenzaron siendo los últimos cazadores-recolectores del Pleistoceno, pero pronto sus pautas económicas se vieron sustituidas por la producción de alimentos. La domesticación de plantas y animales provocó un descenso significativo de la ingesta de carne, adquiriendo una mayor importancia elementos tales como los cereales y las legumbres. El pescado y los productos secundarios derivados de la ganadería contribuyeron a equilibrar una dieta adecuada en calorías pero que no aportaba ni los minerales ni las proteínas suficientes. 

EXPLOSIÓN CREATIVA
La diversidad cultural que presenta esta especie genera una gran variedad de comportamientos. Un ejemplo de ello es la eclosión que experimentan las capacidades simbólicas, producto de una mente compleja . El arte, las creencias funerarias o los objetos sin utilidad activa, son sin duda elementos de cohesión y control social entre grupos donde los traumatismos y los signos de violencia son rasgos cada vez más habituales. 

HÁBITAT
La ruptura del equilibrio existente entre los grupos de cazadores-recolectores y el medio contribuyó en gran medida a la creación de un sentimiento de territorialidad. Tiempo después, con temperaturas más favorables y con el control sobre la reproducción de animales y plantas, se redobla el esfuerzo invertido en la tierra y los poblados se vuelven cada vez más estables. Paulatinamente se va produciendo un abandono de las costumbres nómadas en favor de un mayor grado de sedentarización.

Esta entrada foi publicada en Sen categorizar e etiquetada , , , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta