Saturno

imagen

Debido a su posición orbital más lejana que Júpiter, los antiguos romanos le otorgaron el nombre de su padre. En la mitología romana, Saturno era el equivalente del antiguo titán griego Cronos. Hijo de Urano y Gaia, Cronos gobernaba el mundo de los dioses y los hombres, devorando a sus hijos en cuanto nacían para que no lo destronaran. Saturno es el segundo planeta más grande de nuestro Sistema Solar y el único con anillos visibles desde la Tierra. Su forma es claramente achatada debido a su alta velocidad de rotación, su naturaleza fluida y su relativamente baja gravedad. Es el único planeta cuya densidad es inferior a la del agua, ya que está formado en su mayor parte por hidrógeno. El periodo de rotación de Saturno es incierto dado que no posee superficie y su atmósfera gira con un periodo distinto en cada latitud.

  •  Los satélites:

imagen

Los satélites más grandes, conocidos antes de la investigación espacial son: Mimas, Encélado, Tetis, Dione, Rea, Titán, Hiperión, Jápeto y Febe. Tanto Encélado como Titán son mundos especialmente interesantes para los científicos planetarios ya que en el primero se deduce la posible existencia de agua líquida, a poca profundidad de su superficie, a partir de la emisión de vapor de agua en géiseres y el segundo presenta una atmósfera rica en metano y similar a la de la primitiva Tierra.

Otros 30 satélites de Saturno tienen nombre, pero el número exacto es incierto por existir una gran cantidad de objetos que orbitan este planeta. En el año 2000 fueron detectados 12 nuevos satélites, cuyas órbitas sugieren que son fragmentos de objetos mayores capturados por Saturno. La misión Cassini-Huygens también ha encontrado nuevos satélites, el último de ellos anunciado el 3 de Marzo de 2009 y que hace el número 71 del planeta. La densidad de los satélites de Saturno es muy baja y, además, refleja mucha luz. Esto hace pensar que la materia más abundante es el agua congelada y el resto rocas.

  •   Los anillos:

imagen

Están compuestos por partículas con abundante agua helada. El tamaño de cada una de éstas varía desde partículas microscópicas de polvo hasta rocas de unos pocos metros. El elevado albedo de los anillos muestra que son relativamente modernos en la historia del Sistema Solar. Poseen una dinámica orbital muy compleja presentando ondas de densidad e interacciones con los satélites de Saturno (especialmente con sus satélites pastores: Pandora y Prometeo). Al estar en el interior del límite de Roche, los anillos no pueden evolucionar hacia la formación de un cuerpo mayor.

imagen

Los anillos se distribuyen en zonas de mayor y menor densidad de material existiendo claras divisiones entre estas regiones. Los anillos principales son el A y el B, separados entre si por la  división de Cassini. En la región interior al anillo B se distinguen otro anillo más tenue aunque más extenso, el C, y otro tenue y fino, el D. En el exterior se puede distinguir un anillo delgado y débil denominado F. El  imperceptible anillo E se extiende desde Mimas hasta Rea y alcanza su mayor densidad a la altura de Encelado, el cual se piensa que lo provee de partículas, debido a las emisiones de géiseres que se encuentran en el polo sur. Las cámaras a bordo de la nave Cassini captaron imágenes de un material helado que se extiende decenas de miles de kilómetros desde Encélado, otra confirmación de que la Luna está lanzando material que podría formar el anillo E. El satélite Encélado pudo ser visto a través del anillo E con sus chorros saliendo de su superficie semejando “dedos”, dirigidos al anillo en cuestión. Estos chorros están compuestos por partículas heladas muy delgadas, que son expulsadas por los géiseres del polo sur de Encélado y entran en el anillo.

En Octubre de 2009, el telescopio espacial Spitzer descubrió un nuevo y enorme anillo, mucho más grande que los que le rodean. Éste había pasado muchos años desapercibido porque está tan enrarecido que resulta casi invisible. Uno de los satélites más lejanos de Saturno, Febe, orbita dentro del nuevo anillo y probablemente sea la fuente de su composición.

Esta entrada foi publicada en General, NUESTRO LUGAR EN EL UNIVERSO e etiquetada , , , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta